Clinical Trials Database
This Month's CME & CME News Updates
« Resúmenes clínicos | Main | Reseña educativa »
Wednesday
Aug012007

Resúmenes clínicos

Resúmenes del Congreso Mundial de Sexología
realizado en La Habana, Cuba, del 10 al 14 de marzo
Escogidos por el Dr. Carlos Berganza

 

El rol de las líneas de asistencia telefónica
en la sexología clínica: la experiencia portuguesa
Dra. Patricia Pascoal, Portugal

Las líneas de asistencia telefónica existen en los Estados Unidos desde comienzos del siglo XX. Inicialmente, éstas estuvieron dedicadas a la prevención de los suicidios. Los operadores eran principalmente voluntarios con sensibilidad humana, que pusieron sus oídos a disposición, para así aliviar el dolor emocional de aquéllos que necesitaban alguien con quien hablar en momentos de gran desesperación. Gradualmente, su campo de acción se fue ampliando, tanto geográfica como temáticamente. En la actualidad, existen líneas telefónicas de ayuda alrededor del mundo que brindan apoyo en diferentes áreas. La sexología, es decir, la ciencia que se ocupa de los desórdenes sexuales, es un área en la que la ayuda anónima puede ser especialmente útil. Una línea de ayuda en el área de la sexología clínica es el primer paso en el proceso de cambio y mejoramiento de la vida sexual. Este tipo de servicio puede ser ubicado entre los dos primeros niveles de intervención del modelo PLISSIT (Annon, 1976). En Portugal, la línea telefónica de ayuda para desórdenes sexuales (S.O.S. Dificuldades Sexuais) existe desde hace 3.5 años. Está disponible todos los días laborables, desde las 6 p.m. hasta las 10 p.m. y está a cargo de 5 personas con formación específica en el campo de la sexología clínica. Este es un servicio anónimo y de bajo costo que establece un primer contacto con personas que necesitan de la información, el apoyo y la ayuda de profesionales en el área de la sexología clínica. Durante todos estos años, hemos estado reformulando constantemente nuestro trabajo y mejorando el servicio. Según nuestra propia experiencia, este servicio ayuda a cerrar la brecha entre la población en general y los servicios especializados cara a cara que existen en el área de la sexualidad.
Eyaculación prematura: integración de las técnicas terapéuticas.
Dr. Carlos Moreira, Uruguay

El objetivo fue evaluar la respuesta al tratamiento médico de la eyaculación prematura. Desde 1994, hemos desarrollado un nuevo modelo de tratamiento para prevenir la eyaculación prematura. En esta investigación, se incluyeron más de 1,000 pacientes de nuestra clínica, a los cuales se les practicó una electromiografía del pene y del perineo. Esto nos permitió catalogar la disfunción en niveles de leve, intermedia y fuerte. Posteriormente, iniciamos el tratamiento que consistía en drogas de administración oral, inyecciones de sustancias vasoactivas y terapia sexual. Los pacientes asistieron a 8 evaluaciones médicas en las que se realizaron tanto el control del tratamiento, como el trabajo de inyectables. Evaluamos la respuesta a nuestro tratamiento basándonos en la observación del paciente y tomando en cuenta el retraso de la eyaculación. Se investigaron con especial interés los cambios en la erección y en el deseo sexual.
Del total de pacientes estudiados, obtuvimos una buena respuesta en el 49% de los casos; y una respuesta muy buena (logrando el retraso de la eyaculación mucho antes de lo esperado) en un 37%. Sólo en el 14% de los casos, se obtuvo una respuesta mediocre y los pacientes tuvieron que someterse a 4 tratamientos adicionales. De éstos, el 0.8%    tuvo una buena respuesta al tratamiento mientras que con el 0.2% no se tuvo respuesta alguna.
Todos los pacientes con una disfunción eréctil asociada a la eyaculación prematura evidenciaron un mejoramiento total. Ni la erección, ni el deseo sexual empeoraron, en ninguno de los casos.
Al final del estudio, se evidenció una respuesta terapéutica positiva en el 98% de los casos. Después de varios controles de seguimiento, ninguno de ellos volvió a sufrir de eyaculación prematura. Basados en este hecho, creemos que nuestro modelo de tratamiento es el mejor para pacientes con este tipo de disfunción.
Educación de jóvenes por jóvenes iguales
Dra. Stephanie Chase, Canadá

El Centro de Salud para la Juventud (Youth Health Centre [YHC]) provee servicios de atención en salud reproductiva a los jóvenes de Port Alberni. Seis años atrás, condujimos grupos de discusión para preguntarles a los jóvenes acerca de aquellas actividades de prevención y promoción de salud con las cuales nuestra organización podría ayudarlos en la toma de decisiones con respecto a su sexualidad. Ellos identificaron la necesidad de que la información les fuera entregada  una forma amigable con el entorno juvenil, y a partir de ese concepto, nació el proyecto para la educación entre iguales. Este programa está íntegramente conducido por jóvenes, que se encargan de identificar y evaluar las necesidades, investigar, crear y entregar presentaciones de temas de salud a otros jóvenes. Actualmente tenemos 40 educadores jóvenes que realizan presentaciones de temas tan diversos, como el de promover la imagen de un cuerpo sano, prevención del tabaquismo, prevención al abuso del alcohol, prevención del SIDA/ETS, control de la natalidad, anatomía y fisiología, y relaciones saludables entre ellos. El programa ha sido bien recibido por los estudiantes e inclusive, al evaluar a los mismos educadores jóvenes, se han revelado cambios positivos en su forma de tomar decisiones y en la calidad de las mismas. El año pasado, llevamos a cabo alrededor de 500 horas de presentaciones y llegamos a todos los estudiantes de 5to, 6to, 7to, 8vo, 9no y 11er grado en nuestro distrito escolar.
Transferencia y contratransferencia erótica y sexualizada
Dra. Ruth Lijtmaer, Argentina

Los pacientes que expresan una intensa atracción erótica hacia su terapeuta representan un especial desafío en el tratamiento, el cual podría no responder correctamente a los efectos interpretativos del terapeuta. El deseo, por parte del paciente, de que el terapeuta le demuestre amor y los propios sentimientos eróticos del terapeuta, con respecto a estos pacientes, puede crear desencuentros así como momentos difíciles desde el punto de vista técnico. Cuando los sentimientos sexuales predominan, el paciente podría sentirse impulsado por sentimientos de una gran intensidad que a la par de demandar su satisfacción, también le genera sentimientos de vergüenza y humillación, así como rabia contra el terapeuta. A diferencia de otros fenómenos de transferencia, el deseo de contacto sexual, como repetición de un trauma del pasado, requiere del terapeuta, la ruptura del área de la ilusión en la transferencia y la minimización de la fantasía en favor de promover la formación de límites y reparar las carencias a nivel del ego.
El admitir la contratransferencia erótica ha sido admitido como profesionalmente aceptable, sólo desde hace muy poco tiempo; el hecho de revelar estos sentimientos al paciente, aún sigue siendo visto como algo provocador. La intolerancia hacia la contratransferencia erótica en nosotros mismos, podría resultar en manifestaciones de la misma a través de respuestas maternalistas o en la supresión de sentimientos que se mantienen fuera de la conciencia, llevándonos a un proceso terapéutico alterado. Los sentimientos de contratransferencia erótica mas poderosos son aquéllos que se han fusionado con sentimientos de agresión, dado que éstos inhiben la experiencia del terapeuta y pueden cambiar por completo el curso del tratamiento. El propósito de esta presentación es revisar la literatura referente a este tópico y proporcionar ejemplos clínicos de las diferentes instancias en las que aparece la transferencia y contratransferencia erótica y sexualizada. A menos que sean explorados y entendidos, estos sentimientos eróticos podrían originas obstáculos en el tratamiento, o en el peor de los casos, podrían salir a flote en uno o ambos miembros de la pareja.
La educación en comunicación social:
lo que le faltaba a la educación sexual
Dra. Sara Nasserzadeh, Irán

El énfasis de la educación sexual ha estado puesto en la parte física de la relación, como la anatomía, la fisiología y las posiciones sexuales. Se ha dado muy poca atención a la comunicación social antes, durante y después del contacto sexual. La gente, especialmente los jóvenes, aprenden la parte comunicativa de los comportamientos sexuales de sus compañeros y de los medios de comunicación, los que no son necesariamente las mejores fuentes de información.
Las películas de Hollywood y las series de TV han creado una tremenda presión que empuja a los adolescentes y jóvenes a relaciones sexuales prematuras y no preparadas (especialmente desde el punto de vista mental). El contenido de la mayoría de las películas pornográficas está también orientado a la consecución de la máxima satisfacción carnal. Más aun, las parejas no están debidamente educadas para comunicarse mutuamente con su compañero sexual y tienden a multiplicar los compañeros sexuales y las experiencias extramaritales, incrementando a su vez la tasa de divorcios. Un cuerpo colegiado de sexólogos y especialistas en la comunicación, debería revisar los guiones de las películas románticas y los videos pornográficos para así asegurar un mensaje ricamente educativo en el film. Deberían escribirse lineamientos educativos para que así los directores de cine y TV mejoren su entendimiento acerca de lo que constituye una comunicación perisexual apropiada. Se debería implementar un código de relaciones sexuales sanas para controlar la calidad de las producciones pornográficas. Se deben desarrollar programas especiales para adolescentes y jóvenes en edad escolar para educarlos apropiadamente en la parte comunicativa de las relaciones sexuales. Ellos deben aprender a respetar a sus parejas y a practicar códigos de honestidad, fidelidad y romanticismo. Deben crearse también programas especiales al alcance de las parejas que deseen mejorar su vida sexual en lo que se refiere a una comunicación humana correcta.
Conocimientos, actitudes y conducta sexual
de mujeres con desórdenes alimentarios
Dra. Maria Lameiras Fernández, España

Muy pocos trabajos se han centrado en estudiar, de manera multidimensional la sexualidad de las jóvenes con desórdenes alimentarios. El estudio apuntaba a identificar si, en función del tipo de desorden (anorexia nerviosa restrictiva versus purgativa, bulimia nerviosa y desórdenes alimentarios no específicos), se presentan diferencias en cuanto al conocimiento, las actitudes y la conducta sexual.
No encontramos diferencias significativas en el conocimiento y las actitudes en relación al tipo de desorden alimentario. El 61.3% de las jóvenes con anorexia nerviosa restrictiva, el 44.2% con anorexia nerviosa purgativa, el 35.4% de las muchachas con bulimia nerviosa y el 60% de las chicas con desórdenes no específicos no han mantenido relaciones sexuales coitales. Las diferencias se expresan en el grado en el que ellas han practicado la masturbación (Chi2=23.00, p=0.05), habiéndose encontrado que el 74.2% de las jóvenes con anorexia nerviosa restrictiva nunca lo practican. No hay diferencias entre grupos en relación a la edad del primer coito, ni en la frecuencia con la que se ha llevado a cabo el coito vaginal, buco-genital y anal. Está probado que las muchachas con anorexia nerviosa restrictiva tienen un menor número de actos afectivos que aquéllas con anorexia nerviosa purgativa (t=-2.42, p<0.05) y que las muchachas con bulimia nerviosa (t=-2.73, p<0.01); y que las jóvenes con anorexia nerviosa restrictiva están mas satisfechas con su sexualidad que aquellas con bulimia nerviosa (t=2.66, p<0.05); aunque, no hay diferencias verificadas en estas variables entre el resto de los grupos. Los hallazgos sugieren que los diferentes subtipos de anorexia nerviosa pueden relacionarse con diferentes patrones de comportamiento sexual, por lo que esto debe tomarse en cuenta al momento de diseñar programas
de intervención.
Cibersexo en las salas de chat en portugal
Dra. Ana Alexandra Carvalheira, Portugal

La búsqueda de sexo en la Internet adopta una variedad de formas, objetivos y comportamientos. El presente estudio trata sobre una forma particular de actividad sexual en la Internet: el cibersexo en las salas de chat y, más específicamente, el sexo en línea realizado por portugueses en salas de chat sexuales en Portugal. Este estudio trata de identificar las razones y motivaciones para el cibersexo en salas de chat, diferencias en cuanto a género, el tiempo dedicado a esta actividad y las consecuencias en la vida de estos usuarios de salas de chat.
Para llevar a cabo nuestra investigación, ideamos una herramienta para la recopilación de información en las siguientes áreas: 1) el rol del anonimato; 2) las habilidades sociales de los individuos; 3) el sexo en línea como preferencia exclusiva; 4) el sexo en las salas de chat como un preámbulo para el sexo real; 5) el rol de las fantasías sexuales; 6) el verdadero impacto en las relaciones en la vida real; y 7) las conductas adictivas.
La toma de muestras fue realizada en línea (N=400) a través de un cuestionario de 58 preguntas con el objeto de recolectar información concerniente a las áreas ya mencionadas con anterioridad, y 4 preguntas concernientes a variables demográficas y el tiempo de permanencia en línea. El cuestionario se encontraba disponible en un sitio web y el campo de trabajo fue el Internet Relay Chat (IRC) de Portugal.
La muestra de 400 sujetos mostró una clara predominancia de participación masculina en el cibersexo: 78.3% varones, 11.5% mujeres y 10.3% que no responde. Un análisis factorial de los componentes principales seguido de una rotación varimax, nos permitió encontrar una solución de 7 factores que explican el 58.086% del total de las variables.
Encontramos una gran variedad de actitudes sexuales y comportamientos conectados con el cibersexo en salas de chat. El análisis de los datos sugiere la posible existencia de dos tendencias que apuntan en diferentes direcciones en relación a este tipo de actividad sexual.
Las llamadas desviaciones sexuales:
¿Perversión o derecho a la diferencia?
Dra. Maria Cristina Martins, Brasil

Considerando el mayor uso de la Internet como una fuente de ofertas de todo tipo relacionadas con el sexo, este estudio propone estudiar a un grupo de personas brasileñas que se describen como practicantes de sexo consensual sadomasoquista (S/M) y fetichista, con el fin de establecer en qué medida estos comportamientos desviados deben considerarse como una variación simple de la sexualidad adulta o se deben juzgar sintomáticos.
La pregunta, “¿Qué se siente al obtener placer de una conducta sexual considerada y diagnosticada a menudo como un perversión?” se publicó en varias listas de discusión y sitios relacionados con S/M. Los participantes potenciales debían ser mayores de 18 años, independientemente de su estado civil u orientación sexual. El análisis de los resultados tuvo una perspectiva psicosocial. Se recibieron 111 respuestas de hombres y mujeres heterosexuales, bisexuales hombres y homosexuales hombres: el 36% participaba en sexo BDSM con sus parejas y el 25.2% sin el conocimiento de su pareja; el 38.8% restante estaba compuesto por solteros y personas en busca de compañeros sexuales. Todos los participantes informaron sentirse cómodos con sus preferencias sexuales, las que consideraban placenteras y reclamaban el derecho a elegir cómo, dónde y con quién expresar sus fantasías sexuales.
Las personas que participan en sexo consensual S/M han sido discriminadas por la sociedad debido a los conceptos errados y mitos que rodean estos tipos de comportamientos que los considera víctimas y/o perpetradores de actos de violencia coercitivos y abuso sexual. Este estudio sugiere que las prácticas sexuales no convencionales no pueden emplearse como criterios de diagnóstico de ningún tipo, lo que significa que el único aspecto que distingue a estos individuos de otros son sus prácticas sexuales.
Comportamiento sexual en adolescentes
en el norte de méxico
Dra. Elba Abril, México

Con el fin de describir y analizar comportamientos de adolescentes en relación a sus prácticas sexuales, entrevistamos a 668 estudiantes entre los 15 y 19 años de edad. Todos asistían a escuelas públicas en Hermosillo, Sonora, ubicado en la zona noroeste de México. Se llevó a cabo una encuesta y el instrumento fue un cuestionario validado compuesto de 154 preguntas. El 51% estaba compuesto por varones y el 49% por muchachas.
El 26% de los varones entrevistados y el 8% de las muchachas entrevistadas habían tenido relaciones sexuales. Los varones lo habían hecho con amigas, mientras que las muchachas habían tenido relaciones sexuales con enamorados. La edad promedio del primer coito tanto para los varones como para las muchachas fue de 15 años. Sólo el 10% de los varones informó utilizar un método anticonceptivo, al igual que el 4% de las muchachas. El 52% de los varones y el 40% de las muchachas aceptó las relaciones sexuales prematrimoniales, una diferencia que fue estadísticamente significativa (p<0.05). Los resultados resaltan la importancia de la educación sexual. Los jóvenes de esta comunidad están sosteniendo relaciones sexuales sin usar ningún método para evitar las enfermedades de transmisión sexual así como los embarazos. La información y sensibilización ayudará a los adolescentes a comportarse responsablemente con respecto a sus prácticas sexuales.
Conocimiento de métodos de planificación familiar
entre residentes de medicina familiar
Dra. Lauren Bardisa Ezcurra y Dra. Aissa I. Naranjo Dojer (Cuba)

La planificación familiar es una de las mejores y más efectivas inversiones para mejorar la salud y el bienestar de mujeres, niños y comunidades. El personal médico desempeña un papel crucial en la provisión de servicios de planificación familiar de alta calidad pero, para poder hacerlo, deben estar bien informados sobre la disponibilidad y las características de los métodos y contar con las destrezas requeridas para facilitar una elección libre e informada por parte de las mujeres y los hombres que requieren estos servicios.
Hemos diseñado este estudio con el fin de identificar el nivel de conocimiento con respecto a la planificación familiar entre médicos de familia que son residentes de la especialidad de medicina general integral. Un cuestionario, el mismo que cubría puntos técnicos y de provisión de servicios se aplicó a 39 residentes, y 22 de ellos participaron en una discusión de un grupo de debate sobre temas relevantes.
En general, el nivel de conocimiento de métodos de planificación familiar era bueno, aunque, sorprendentemente la encuesta mostró que el tema que mejor dominaban los estudiantes era la infertilidad. El nivel de conocimiento fue bastante inferior en temas generales con respecto a métodos, particularmente la amenorrea de lactancia; casi el 60% ignoraba el concepto de anticoncepción de emergencia.
Uno de los resultados principales de los grupos de debate fue que la mayoría sentía que existía una necesidad de dedicar más tiempo a estos temas durante las actividades académicas y prácticas realizadas por los estudiantes durante su residencia. Además, de las técnicas clásicas de aprendizaje académico, también se consideró que el tema merecía la utilización de grupos de debate para discutir aspectos de la provisión de servicio. Esto facilitaría la provisión de servicios de planificación familiar por parte de médicos y de personal paramédico, en los que la elección libre e informada que se ofrece a los clientes se basa en principios éticos y técnicos correctos.
Terapia sexual en personas de edad:
experiencia en cuba
Oscar Díaz, Cuba

Este informe describe los resultados de 6 años de trabajo en una clínica para terapia sexual, con personas mayores de 60 años. Hemos hallado que la mayoría de las mujeres no solicita ayuda para superar sus problemas sexuales y cuando lo hacen, es casi siempre porque la fuerza su pareja. Nuestra experiencia es que en 6 años, hemos visto sólo a 15 mujeres, de las cuales: 2 anorgásmicas, 4 con dispareunia, debido a sequedad vaginal, 3 solicitaban consejería por diferentes razones (pareja con bajo nivel de deseo sexual, pareja 20 años menor, solicitando información acerca de masturbación en los ancianos), 6 con bajo nivel de deseo sexual. Pensamos que estos resultados no son un claro reflejo de lo que está sucediendo realmente, ya que, según la información que hemos recopilado después de entrevistar a más de 1,000 mujeres mayores de 60 años en La Habana, ellas siguen disfrutando de la vida sexual (incluyendo actividad coital) en más del 60% del total entrevistado. Y más del 20% de estas mujeres han informado algún grado de disfunción sexual cuando se les preguntó específicamente eso. En relación a los hombres, hemos visto un promedio de 72 casos nuevos al año; la mayoría de ellos con quejas sobre disfunción eréctil. Existe una gran cantidad de estos hombres (más del 40%), que tienen como causa principal de la disfunción, problemas psicológicos o de pareja, o ambos. En los hombres con problemas orgánicos como la causa de la disfunción sexual y debido a las dificultades para el uso de sildenafilo u otra terapia oral en nuestro país, hemos usado alternativas para el tratamiento. Según la causa de la disfunción, hemos usado: ozonoterapia, crema de nitroglicerina, inyección intracavernosa y campos magnéticos. Explicaremos en detalle los resultados sobre el uso de estos tratamientos.
Destrezas para los padres al enfrentar una posible situación de abuso sexual en sus hijos
Amaia del Campo, España

Muchos estudios han confirmado que las reacciones de los padres al abuso sexual perpetrado contra sus hijos tiene una influencia decisiva en la recuperación posterior de los niños. Una reacción emocional negativa, la cual desafortunadamente es muy común, sólo ayuda a agravar las secuelas del abuso. Por el contrario, el apoyo emocional y la adopción de medidas de protección pueden mitigar la aparición de síntomas en las víctimas. El objetivo del presente estudio fue de adquirir conocimientos sobre las habilidades de los padres para hacer frente al abuso sexual en sus hijos y sus posibles reacciones a dichos casos de abuso. El estudio incluyó 254 sujetos (120 padres y 132 madres). Los resultados mostraron que el 62% de los padres se percibe a sí mismos como con capacidad para actuar de manera eficiente en un caso dado. Sin embargo, de todos los sujetos que respondieron afirmativamente, sólo el 15% confirmó que informarían el incidente y que ofrecerían apoyo emocional a la víctima.
El resto de los padres en general, ofreció cursos de acción que se pueden considerar inapropiados (por ejemplo, agresión en contra del agresor) o insuficientes. También exploramos el conocimiento de los padres acerca de los recursos en la comunidad disponibles para brindar apoyo en estos casos. En general, los resultados sugieren que hay una necesidad de comprometer tanto a las madres como a los padres en los programas dirigidos a la prevención del abuso sexual infantil.
Intención de los adolescentes de usar condones
Gabriela Velásquez, México

De acuerdo a la teoría de la conducta planificada (TPB, por sus siglas en inglés), se identificaron algunos predoctores con respecto a la intención de usar condón en adolescentes. Entre ellos: el conocimiento sobre el uso correcto del condón, la percepción de eficacia para su empleo, la norma subjetiva, la actitud respecto a su uso, la experiencia sexual, y el género de los sujetos. Participaron 919 estudiantes de escuela secundaria y superior entre los 14 y 18 años de edad. Los resultados mostraron que ninguna de las variables propuestas por el TPB influyó en la intención de usar condón. De forma inesperada, dos de las variables demográficas, “sexo” y “experiencia sexual” mostraron una relación evidente e influencia sobre la intención de usar condón. La intención de usar condón fue importante cuando los adolescentes no contaban con experiencia sexual y disminuyó cuando los adolescentes ya habían tenido relaciones sexuales. También se observó que las adolescentes mujeres en comparación con los varones, de forma proporcional, mostraron doblemente la intención de usar condones constantemente.
Del mismo modo, los varones, tuvieron de forma proporcional. dos veces más que las mujeres, falta de intención de usar condón. Además, se halló que las mujeres con experiencia sexual tienen poca información (x=7.07) y una percepción mínima de la autoeficacia (x=32.29), y que las mujeres con experiencia sexual tienen mejores marcadores en cuanto a información (x=9.02) en comparación con la muestra completa, así como una percepción más sólida de la autoeficacia (x=37.54), aun sobre el promedio masculino (x=37.08). Independientemente de la cantidad de información con la que contaban y de su percepción de la autoeficacia para usar condones, las jóvenes adolescentes demostraron claramente su decisión de usar condones de manera constante. Se discutió la aplicación de estos resultados en campañas educativas.
Disfunciones sexuales en estudiantes universitarios
en Concepción, Chile, 2002
Paulina Haemmerli, Chile

Estudio transversal y descriptivo realizado con estudiantes universitarios entre los 18 y 28 años de edad. El propósito era determinar la existencia de alguna disfunción sexual.
Un cuestionario voluntario y anónimo se aplicó a 149 jóvenes. El 75% entre los 18 y 21 años de edad, y el 59.1% está compuesto por mujeres; la mayoría es soltera con una relación afectiva satisfactoria de hasta 72.5%. Las relaciones sexuales en el 59.1%, mientras que el 36.3% era sexualmente activo. Por otro lado, el 1.3% señaló haber experimentado relaciones homosexuales. El 76% declaró una satisfacción sexual alta y muy alta; el 24% reportó un cierto grado de insatisfacción derivada de: carga que representa el embarazo, 21.5%; falta de privacidad, 16.1%; falta de experiencia, 10.7%; falta de orgasmos, 9.4%; falta de deseo, 6.0%; eyaculación prematura, 5,4%. Los encuentros sexuales son: en sus casas, 45%; en moteles, 18.1%; habitaciones alquiladas, 15.4%; espacios abiertos, 12.8%. Un 20% se siente culpable debido a valores morales y razones religiosas.
Al final del estudio, la disfunción sexual presente en el grupo era: anorgasmo, anhedonismo y eyaculación prematura. Se recomienda la intervención para lograr una satisfacción sexual.
Problemas sexuales en la pareja de mujeres posmenopáusicas con terapia de reposición hormonal
Jorge López Olmos, España

Un grupo de 298 mujeres posmenopáusicas tratadas con terapia de reposición hormonal (siglas en inglés, HRT) fueron entrevistadas en 1996 para explorar su calidad de vida sexual. Hubo 143 casos de menopausia natural, 122 casos de menopausia quirúrgica y 33 casos de menopausia prematura. La edad media de esta serie fue de 51 a ,58 años. La edad media de la menopausia fue de 45 a 42 años. La edad media de la pareja fue de 54 a 39 años. Los problemas sexuales de la pareja fueron: eyaculación prematura en un 8.72%; disfunción eréctil en 11.07%; falta de deseo sexual en 7.71% (ningún deseo sexual en las mujeres, 52,68%, p<0,001). Sin relaciones sexuales en 29 parejas, 9,73%. Los factores en los problemas sexuales de los hombres fueron: depresión, hipertensión, enfermedades de la próstata, enfermedades cardiacas y problemas laborales. Las causas para la ausencia de relaciones sexuales en las mujeres fueron: viudez, falta de pareja debido a separación, divorcio o soltería; y en el caso del esposo: ausente, con disfunción eréctil o falta de deseo sexual.
Excitación sexual y orgasmo en mujeres
con histerectomía sometidas a terapia de estrógeno
Ana Lucia Cavalcanti, Brasil

Se evaluaron los efectos de la terapia de reemplazo hormonal en el deseo sexual, la excitación y el orgasmo en mujeres luego de una menopausia inducida por cirugía (histerectomía) para enfermedades benignas. Se estudiaron 34 mujeres, de las cuales: 16 pertenecían al grupo experimental que estaba recibiendo terapia hormonal (GTRE) y 18 pertenecían al grupo experimental de seguimiento con placebo (GP) en el Sector de ginecología endocrinológica del Hospital clínico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Sao Paulo, servicio del Dr. Aristodemo Pinotti. Los resultados han mostrado una alta frecuencia de deseo sexual hipoactivo. Hubo un aumento importante, más no significativo en las frecuencias del deseo sexual y orgasmo en ambos grupos de la 2da a la 3ra visita. El aumento significativo en las frecuencias de excitación y orgasmo ocurrieron en ambos grupos: en el grupo GTRE este aumento se observó de la 1ra a la 2da y 3ra visitas. En el grupo GP, hubo un aumento progresivo significativo desde la visita inicial hasta la 3ra. Nuestros datos han demostrado asimismo un aumento en la autoestima y actividad sexual más frecuente en el grupo GTRE. La literatura consultada no es concluyente acerca de las controversias existentes en torno a la relación entre la histerectomía total o subtotal y la disfunción sexual, tampoco lo es acerca de la información sobre factores sociales, psicológicos, culturales y orgánicos, cuyas interacciones complejas se deben detallar mejor, de modo que se pueda determinar la responsabilidad de dichos factores de disfunción sexual.
Utilidad del sildenafilo en el tratamiento de la disfunción eréctil secundaria a los antidepresivos
Froilan Sánchez, España

El objetivo fue valorar la efectividad del sildenafilo en la disfunción eréctil (DE) causada por el uso de antidepresivos, su tolerancia y su efectividad luego de 3 meses de uso. Este fue un estudio prospectivo multicéntrico, abierto, con una rama de tratamiento. Se incluyó 55 pacientes varones (18-70 años), quienes tomaban antidepresivos y desarrollaron DE en relación a dicho uso. Ellos debían mantener un mínimo de 4 relaciones sexuales previa ingesta de 50 mg de sildenafilo (100 mg a partir de la 6ta semana si no mejora la respuesta sexual). El diagnóstico de la DE se realizó mediante un cuestionario sobre disfunción sexual relacionada con agente psicotrópicos (PRSexDQ) y el Índice internacional de función eréctil (IIEF, siglas en inglés). La valuación de la evolución clínica se hizo con PRSexDQ e IIEF, Escalas de impresión clínica global (SGCI, siglas en inglés), diario del paciente. El análisis estadístico descriptivo se realizó mediante la prueba t de Student, McNemar y la prueba Chi-square.
Al inicio el estudio incluyó 55 pacientes, al finalizar 54 pacientes (98.1%). PRSexDQ: Mejora significativa en todos los puntos (p<0.0001), IIEF: Mejora significativa en las cinco dimensiones que se evaluaron: p<0.0001, AGCI mejora de la enfermedad; 2.2% (algo mejor), p<0.0001, SGCI mejora de la disfunción sexual: 1.3% (mucho mejor), p<0.0001. Tasa de éxito de los intentos de actividad sexual: Con medición: 93%, sin medicación: 65%, p<0.001. No declara eventos adversos. La efectividad en el cambio de la función eréctil se mantiene (en todas las categorías de IIEF) después de 3 meses de seguimiento.
El estudio concluyó que el sildenafilo es efectivo en la DE causada por antidepresivos. Durante el tratamiento, los pacientes mostraron una mejora significativa en la impresión clínica de la depresión. La tolerancia a la droga es buena y mantiene la mejoría de la DE luego de 3 meses de seguimiento.
Desempleo, edad y depresión como factores de riesgo para la disfunción eréctil en los hombres
y falta de deseo sexual en las mujeres
Carmita Abdo, Brasil

El estudio tuvo como objetivo presentar la prevalencia de la disfunción eréctil (DE) en los hombres y la falta de deseo sexual en mujeres, así como estimar los riesgos para estas desordenes cuando los sujetos están desempleados y deprimidos. La muestra incluyó 2,835 sujetos (47% de hombres y 53% de mujeres), mayores de 18 años, quienes respondieron un cuestionario anónimo acerca de salud en general, hábitos, prácticas y dificultades sexuales. Se emplearon pruebas de Chi-square y de regresión logística multivariada. Los valores de 0.05 se consideraron significativos desde el punto de vista estadístico. Se determinó que el 22.5% de los hombres y el 41.0% de las mujeres estaban desempleados. El 14.7% de los hombres presentaba DE moderada/completa y el 34.6% de las mujeres tenía falta de deseo sexual. La depresión fue mencionada por el 16.8% de los hombres y el 29.7% de las mujeres. Los hombres y mujeres desempleados presentaron una prevalencia más alta de depresión y de las disfunciones sexuales estudiadas. Entre los hombres, el desempleo aumentó 1.83 veces (95% CI; 1.22-2.77; p<0.01) la posibilidad de sufrir DE, y en 1.93 veces (95% CI; 1.25-2.97; p<0.01) la depresión. En comparación a los hombres que son menores de 25 años, los hombres entre los 41 y 60 años tienen 1.86 veces mayores riesgos (95% CI; 1.06-3.28; p<0.05). Los hombres mayores de 61 años tienen 4.31 veces (95%

References (3)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    Response: Chivas
    [...]MedWorks Media Global, LLC - Articles from our Spanish Journal - Resúmenes clínicos[...]
  • Response
    Response: useful reference
    Neat Web-site, Carry on the fantastic job. Thanks.
  • Response
    MedWorks Media Global, LLC - Articles from our Spanish Journal - Resúmenes clínicos

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>